Cursos Gratis Bloques de AutocadDetalles ConstructivosMonografías Diccionario Software Videos Finales Apuntes de Arquitectura Manuales Gratis
 

La expresión de la arquitectura


 



DESCARGA ESTA MONOGRAFÍA EN TU PC
Esta monografía en formato html para que puedas guardarla en tu pc e imprimirla.


Vínculo Patrocinado




Aquí te dejamos la descarga gratuita
Nota: para poder abrir archivos html solo necesitas tener instalado internet explorer u otro navegador web.




Introducción

En Arquitectura podemos analizar a un edificio desde múltiples puntos de vista con lo cual obtendremos la información necesaria para la comprensión total del mismo. La expresión es el resultado de la conformación y combinación de múltiples parámetros que le confieren al edificio su carácter, su personalidad.
La expresión se manifiesta de diversas maneras según los materiales utilizados, la función expresada en el exterior, la ornamentación, la conformación de la volumetría, la incorporación de conceptos tales como: la tectonicidad, la escala, la organicidad, la racionalidad, etc. Sin embargo sin querer desmerecer ninguna de las variantes que conforman la expresión, mi trabajo será más acotado analizando los parámetros que a mi entender, después de haber realizado una recopilación previa de información y distintas posturas sobre el tema de la expresión, definen esencialmente el carácter expresivo en una obra: El material, la función y la ornamentación. Realizaré un recorrido por la historia, analizando de cada movimiento sus obras paradigmáticas asumiendo los siguientes postulados y comprobando si éstos se verifican o no.
1-Un edificio es expresivo si muestra la realidad constructiva.
2-Un edificio es expresivo si en la fachada se muestra la función.
3-La ornamentación determina si una obra es expresiva o no.
Entendiendo como expresión la manifestación de la esencia del edificio, su carácter, el destino. Con lo cual calificaremos como “arquitectura expresiva” solamente a los edificios que presenten estas características.
Sin embargo en el principio de mi búsqueda de la expresión fui recolectando una serie de frases que hacen referencia al tema.
El término expresión, según el Diccionario Enciclopédico Ilustrado Sopena, es
“Manifestación, declaración y especificación de una cosa”
“Manifestación de un pensamiento, sentimiento o deseo” del diccionario Larousse.
“La expresividad de la arquitectura depende directamente de las convicciones formales aceptadas por el público” J.M. Montaner.
Según la Enciclopedia Británica, la expresión es la declaración de una cosa para darla a entender. Palabra o locución. Viveza y propiedad con que se manifiestan los elementos en el discurso, el teatro, la pintura, arquitectura, etc.
Expresión es para los pintores expresionistas, no sólo intuición, sino además estremecimiento de un instante, tan profundo, que es símbolo de la expresión misma.
El expresionismo en la pintura representa la realidad a partir del sentimiento del autor. Como en el caso del alemán Eduard Munch, uno de los mayores representantes del expresionismo en la pintura, conformando la composición de sus pinturas a través de pinceladas anchas y muy largas, que subrayan un uso cada vez más arbitrario del color, sin adscribirse a ninguna regla, donde la expresión de su subjetividad artística es el factor determinante del mismo.
En cada momento de la historia la arquitectura nos muestra cual es su posición frente al problema de la expresión, por esto, lo que hace la diferencia entre los edificios es la configuración de los distintos elementos, la utilización de los materiales, los resultados de la técnica, la función, la representación de un contexto socio cultural, la aceptación o rechazo de un estilo en particular, el uso o no del ornamento, entre otros.
La expresión está determinada por la incidencia de varios factores que se intercalan conjuntamente para determinar su configuración. En este trabajo el elemento de análisis será la materialidad, la relación indivisible entre el material y su expresión. La función como parte integrante de la expresión en donde, si queda manifiesta, el edificio entonces tendrá mayor expresividad. Y por último la ornamentación en cuanto a que la expresión está también determinada por la conformación de los elementos ornamentales que se incorporan en la obra.
El ornamento es un motivo decorativo individual que enriquece y divide la arquitectura con formas geométricas, vegetales o figurativas. Por lo que la ornamentación sería entonces la totalidad de los objetos y motivos de un edificio que sirven de decoración.
No podemos hablar de expresión sin hablar del carácter, el carácter y la expresión son dos conceptos que están íntimamente relacionados. La expresión confiere el carácter a la obra, su personalidad, su esencia, su existencia y por lo tanto cada obra tendrá un carácter que le es propio.
Entonces, estaríamos asumiendo de esta forma que a partir del uso de determinados materiales el edificio adquiere especificas características que finalmente constituyen su carácter. Los materiales utilizados entonces denotan y connotan al objeto.
Para Summerson las distintas técnicas expresivas están conformadas por la elección del sistema constructivo utilizado y los materiales que éstos emplean. La forma arquitectónica, como expresión de condicionantes precisas, la función, la materialidad, su carácter ornamental y la relación con el contexto físico y socio cultural, determina la existencia del objeto.
Entonces realizaré un recorrido por la historia de la arquitectura contemporánea analizando los ejemplos paradigmáticos de cada movimiento verificando si se cumplen los enunciados antedichos.


Listado de obras elegidas a analizar:

Revolución Industrial Palacio de Cristal Joseph Paxton Inglaterra 1851
Eclecticismo Congreso de la Nación Victor Meano Argentina 1906
Escuela de Chicago: Almacenes Carson Sullivan EEUU 1904
Art Noveau Casa Milá Antonio Gaudí España 1905
Protorracionalismo Notre Dame du Rancy. August Perret Francia 1922
Vanguardias figurativas Torre Einstein E. Mendelsohn Alemania 1920
Bauhaus Escuela de la Bauhaus Walter Gropius Alemania 1926
Movimiento Moderno Villa Savoye Le Corbusier Francia 1929
Movimiento Moderno Pabellón de Barcelona Mies Van Der Rohe España 1929
Art Deco Chrysler Building W. Van Alen EEUU 1930
Brutalismo Pabellón de Marsella Le Corbusier Francia 1945
Neobrutalismo Banco de Londres Clorindo Testa Argentina 1960
Formalismo TWA Sarinem EEUU 1956
Casablanquismo Nuestra Señora de Fátima Caveri y Ellis Argentina 1956
High Tech Centro Pompidou Renzo Piano Francia 1971


Eclecticismo
Congreso de la nación, 1906 Argentina – Víctor Meano


El congreso de la Nación, presentada un aspecto severo y rígido en donde las leyes de la razón, leyes compositivas que crean una imagen fría, son el elemento conductor del discurso proyectual imponiéndose al espectador con toda su fuerza monumental. El muro por su expresión serena, fría y rígida contrasta con las formas logrando un valor expresivo característico de este estilo de arquitectura ya que, es el rigor matemático lo que le confiere unidad al conjunto. Sin embargo al contemplar esta fachada, como la de cualquier edificio de la época, nos es imposible descubrir las funciones o tipos de espacios que se desarrollan en el interior. El muro es el protagonista y oculta la organización espacial interna que suele ser compleja debido al tamaño que estos edificios presentan. Por esto se recurre a la iluminación cenital con los patios centrales ya que no está contemplada esta función en los muros, limitándose a un simple contenedor de los espacios internos. En el caso de nuestro edificio la fachada presenta, en los pabellones laterales, tres aberturas una sobre la otra, sin embargo el edificio presenta cinco plantas.
Por lo tanto podemos decir que su fachada no expresa la distribución interna.
En este tipo de edificios está claro que la materialidad juega un papel secundario ya que el carácter del mismo está dado por los elementos de composición pasando por los elementos de arquitectura. Son sin dudas las columnas y los frontis, y toda su ornamentación además de otros factores lo que le dan el carácter emblemático. Traduciendo entonces a la obra como expresiva desde el punto de vista de la ornamentación, ya que esta claramente ornamentado.
El edificio está todo pintado o revocado, lo que significa que no se muestra la realidad constructiva ya que muchas columnas de edificios similares fueron construidas con mampostería y revocadas para que adquieran este aspecto liso y puro similar al mármol. La ornamentación forma parte del elemento de arquitectura. En la arquitectura ecléctica no se muestra la realidad constructiva ya que lo que predomina es la imagen. No es expresivo entonces en cuanto a su realidad constructiva.
Según los tres postulados a los que sometí esta obra, se cumple que el Congreso de la Nación es expresivo solamente a través de su ornamentación.


Revolucion Industrial
Palacio de cristal, 1851 Inglaterra – J. Paxton


Uno de los mejores ejemplos de este tipo de arquitectura es el Palacio de Cristal realizado por Joseph Paxton, quien era un jardinero constructor de invernaderos que presenta un proyecto de un gran y único edificio que alberga toda la exposición. Este proyecto se presenta extremadamente longitudinal, generado la repetición de un solo módulo de 7mts por 7 mts. Lo que realmente convenció a los integrantes del jurado es que constaba de elementos pequeños, desmontables y recuperables. Además se le incorporó una bóveda de medio cañón, mayor que las naves, sustentada sobre grandes cerchas de hierro para incluir unos árboles existentes. Desde el exterior daba la impresión de tener cubierta plana pero por la estructura interior se trataba de unas placas inclinadas que recogía las aguas pluviales y de condensación, y las bajaba dentro los pilares de fundición. Con toda su magnificencia este edificio representa a un tipo de arquitectura que todavía se encuentra muy ligada a su pasado por lo que evidencia un claro “Gothic Revival” de principios de siglo.
Es un representante de la técnica pura ya que su interior era un reflejo de las posibilidades de la industria, es un claro reflejo de lo que la sociedad misma buscaba con todo este nuevo auge en donde el sueño progresista era mezclar lo natural con lo artificial, a traves de transparencia que brindaba este edificio lo cual permitía estar en el interior y percibir el exterior y viceversa.
Los límites entre el interior y el exterior de este edificio dejan en claro una gran diferencia con respecto al resto de los edificios tradicionales, ya que pierden sus características de espesor, masa, corporeidad, para transformarse en un elemento transparente, el cual no proyecta sombra alguna como para poder tener una idea del límite envolvente. Por este mismo hecho es que la relación interior-exterior de este edificio es hasta ahora inédita ya que la sucesión de columnas no son capaces de definir un límite preciso de lo debidamente albergado. Sin embargo como heredero máximo del gótico este edificio presenta un realismo constructivo de un alto valor además de un efecto atmosférico nuevo producto de la intensa penetración de la luz dada justamente por el uso de una estructura de hierro y el cerramiento de vidrio. La manera de salvar grandes luces y albergar a tal cantidad de gente bajo un mismo techo, hasta ahora inédita en la historia de la arquitectura, nos habla del alarde de la misma estructura y de la necesidad expresiva mostrada por sus propios materiales. Existe aquí una necesidad de mostrar los materiales con los cuales se llevo a cabo la obra (hierro y vidrio), ya que lo que se quiere es mostrar el alcance de la tecnología en la industria, demostrando así el poder industrial del país (Inglaterra). Podemos decir entonces que la obra es expresiva en cuanto a que muestra la realidad constructiva.
En este edificio vemos que los materiales son absolutamente necesarios en cuanto a la expresión de esta nueva técnica, en contraste con edificios como el de la Estación de Retiro que la fachada oculta la verdad funcional del edificio ofreciendo una realidad paralela. En el palacio de cristal, las fachadas tampoco expresan la función, ya que el tratamiento exterior se lleva a cavo de la misma manera en todos sus limites, y esto es debido a que este es un edificio que cumple con una forma de armado a traves de un módulo que se repite a lo lardo y a lo ancho de la obra. En cuanto a distribución interna, la obra de Paxton no refleja en sus limites lo que ocurre adentro, solamente da a entender que es un gran espacio interior que remarca a traves de los volúmenes y el trancepto, pero no se lee una clara distribución interior en su fachada.
No presenta ornamentación en su fachada ya que la característica de la revolución industrial es la depuración del lenguaje, opuesto a los conceptos académicos.
Podría decir entonces que el palacio de cristal es expresivo solamente en cuanto a que muestra su realidad constructiva.


Escuela de Chicago
Almacenes Carson, 1904 EEUU - Sullivan


Lo singular en este tipo de edificios es la liberación que presenta el muro con respecto a las cargas horizontales que son transportadas por las columnas.
Es en este momento cuando el muro, como en los ejemplos de la revolución industrial se convierte en un elemento de cierre perdiendo su función estructural con lo cual generando así lo que se llama planta libre, que gracias a las condiciones, les permite crecer en altura. Este tipo de cambios hace del muro una lámina transparente casi en toda su magnitud reduciendo drásticamente en volumen y peso. Es en la escuela de Chicago donde se anticipa la libertad total que presentará el muro en el Art Nouveau. En el edificio de los almacenes Carson, Sullivan logra que este edificio responda tanto a la escala peatonal como a la urbana, ya que de partida toma como condicionante de diseño el sector donde está implantado ya que las fachadas responden independientemente una de la otra a las alturas máximas de cada calle. Además logra tomar la esquina con una solución curvilínea. Aparece aquí la diferencia en la ornamentación del edificio pensando siempre en trabajar con más detalle lo que estuviera más cerca, dependiendo del manejo de los elementos de arquitectura. En la planta baja de este edificio existe una analogía con el Art Noveau en cuanto al uso del ornamento. Esto le otorga cierto carácter expresivo a la obra.
Otro de los rasgos importantes de esta obra es la aparición de las ventanas horizontales, que más tarde se convierte en el tipo de aventanamiento característico de Chicago, lo que nos habla del incremento en las luces de apoyo. Que la estructura tome el papel expresivo en esta obra nos habla de un carácter racional en donde la técnica se lleva todos los méritos, es donde se muestra la verdad constructiva, se empieza a pensar en la eficiencia, es una arquitectura que está, sin dudas, evocada a resolver los problemas esenciales de una sociedad. Ya que el crecimiento demográfico ha aumentado considerablemente y por lo tanto se ven en la necesidad de resolver en poco espacio mayor concentración de gente, sumado esto al gran problema que ha tenido Chicago al haberse incendiado gran parte de los edificios.
Sullivan es el primero en hacer que la expresión de un edificio pasara por un tema funcional, la intención era mostrar la funcionalidad del mismo. El muro será la expresión de la voluntad de formas, más que el resultado de necesidades estáticas acentuando el valor del plano como en el academicismo. Sin embargo su fachada maciza está resuelta con grandes aberturas que refuerzan las líneas verticales del conjunto.
Si bien la expresión está puesta en el sistema estructural, el material aquí importa poco, ya que como hemos visto los edificios nacen desde la estructura metálica pero son revestidos para lograr una mayor resistencia al fuego. Este revestimiento es el que varía entre edificios pudiendo ser de piedras, ladrillos revocados, entre otros y la expresión es la misma, ya que la estructura se marca en todos de la misma manera. Es en este ejemplo donde no se muestra la realidad constructiva debido a la necesidad de revestir la estructura de hierro para que tenga más resistencia al fuego.
Tiene esta obra un gran contenido expresivo debido al uso de ornamentación y al reflejo de su función en sus límites, pero carece de ésta expresión en cuanto a la materialidad constructiva que muestra.


Art Nouveau
Casa Mila, 1905 España – Antoni Gaudí


Como exponente de este movimiento tomo como ejemplo la casa Milá o la Pedrera que fue realizada por Antoni Gaudí. Esta casa presenta una estructura puntual lo que libera completamente al muro de su condición de transmisor de cargas por lo que se vuelca casi absolutamente a la función expresiva sin dejar de lado su condición de cerramiento. Aquí la ornamentación toma un alto vuelo, de carácter escultórico, respondiendo a la teoría del Einfuhlung (constituye el soporte de toda la obra, la teoría de los sentidos, las formas, los materiales, el color, la textura, la disposición de los elementos, la referencia a elementos orgánicos despiertan en el hombre un sentimiento) ya que cada elemento esta diseñado y ornamentado dándole a la obra un carácter muy personal. Es en este caso donde se acentúa la personalidad del arquitecto, ya que es muy claro reconocer una obra de Gaudí pues él se ha encargado de ponerle un sello muy distinguido y personal a sus obras.
En este caso el material de los muros es importante ya que gran parte de la ideología del movimiento se basa en la dupla piedra y hierro. El tema simbólico de la casa era un gran basamento rocoso que simbolizaba a su vez el perfil montañoso de las sierras de Montserrat, lo que evidencia claramente en la fachada por medio de las ondulaciones cóncavo-convexas, por lo que la piedra es de alguna manera irremplazable al igual que el hierro en los balcones. La riqueza volumétrica en este edificio se da justamente por el absoluto dominio de la técnica ya que esta misma obra puede aparentar haber sido realizada en hormigón armado, sin embargo que sean pedazos de roca caliza es lo que la hace única y es la razón por la cual es tan grande el poder expresivo. Aquí la materialidad constructiva se hace evidente entonces.
A través de la partición que se evidencia en fachada de planta baja, el desarrollo con sus distintos aventanamientos y el remate de la cubierta haciendo alusión a las escamas de un pez; podemos decir que se muestran las distintas funciones que se desarrollan en el interior.
Este es el ejemplo más expresivo según mi análisis ya que cumple con los tres postulados establecidos.


Protoracionalismo
Notre Dame du Rancy,1922 Francia – A. Perret


Como principal ejemplo creo que sería la iglesia de Notre Dame du Raincy. En esta obra se ve conquistado la técnica del hormigón armado, en donde la estructura se adecuó perfectamente. Al dividir la estructura de los cerramientos y evidenciarla caracteriza la obra figurativamente. Estamos frente a una nueva configuración expresiva gracias al uso de un nuevo material (el hormigón armado). La manera de resolver los cerramientos nos habla de esta actitud frente a los nuevos materiales con respecto a la verdad constructiva que se viene arrastrando desde el Neo-Gótico. Es el Hormigón el encargado de la expresión en este ejemplo ya que si el mismo estuviera recubierto o se hubiera usado otro material definitivamente hubiera cambiado.
Es este uno de los ejemplos más claros en donde se ve la realidad constructiva.
La austeridad que presenta está relacionada con la nueva técnica también, ya que por el hecho de ser nueva ha de mostrarse, similar a lo que pasó con el hierro en la revolución industrial. Esta austeridad y despojo de ornamentación hace que la obra no sea expresiva.
En esta obra de Perret no se ve la función en el tratamiento de la fachada, pero si en cuanto a que se reconoce que se trata de una iglesia.
Esta obra es expresiva totalmente en cuanto a su realidad constructiva, y no en cuanto a la ornamentación.


Expresionismo
Torre Einstein, 1920 Alemania – E. Mendelsohn


En este momento en el que el expresionismo se gestaba, la idea era reunir a todas las artes para lograr en un mismo objeto una conformación única, en donde el arte dejara de ser algo de elite para convertirse en un “lenguaje el pueblo”, se trataba de lograr formas del inconsciente libres, en respuesta quizá a la manera racional. Se trató que las formas nacieran de una comprensión más profunda del programa, haciendo una analogía con la naturaleza diciendo que la imagen es el resultado de la coordinación de muchas partes (fluidez espacial, incorporación de la naturaleza en la obra, relación con el entorno, analogía a cosas de la naturaleza, etc.), definiendo así un edificio orgánico, de tal manera se entiende la arquitectura asegurando que la forma de un edificio no responde exclusivamente a un solo factor.
El expresionismo en la arquitectura toma como fuerte en Alemania y como máximo exponente encontramos a Mendelsohn con la Torre de Einstein.
Logra una obra absolutamente plástica, es como si literalmente resurgiera desde las entrañas de la tierra para erguirse de un solo material hormigón armado, que por su plasticidad aparece en esta época como el medio que puede liberar a la arquitectura de los vínculos del ángulo recto, pero faltan los medios para colar el hormigón en formas curvas y acopladas y así, la torre debe realizarse en ladrillos con revestimiento de hormigón. Este hecho hace que no se muestre la materialidad constructiva, por lo tanto el edificio no es expresivo.
Las formas que lo componen no son de ninguna manera combinaciones geométricas, más bien parece una gran escultura tallada por el hombre. La libertad de formas está demostrada en esta obra, donde no interesa la especificación, determinación o exaltación exacta de algún valor específico sino que es un claro reflejo de lo que está viviendo una sociedad, ya que con la nueva teoría de la relatividad, el enfoque arquitectónico está hecha desde un nuevo punto de vista. ¿Es escultura o arquitectura, o ambas? Su idea de las súbitas visiones. El tiempo o la cuarta dimensión entran a jugar un factor muy importante ya que esta obra es imposible entenderla desde un único punto de vista. Se percibe la función del edificio a traves de los distintos aventanamientos existentes, y debido en gran parte a su remate que tiene la forma de un observatorio.
En este sentido el material es importante ya que se trata de un único elemento que está lejos de la geometría acercándose más a la naturaleza, la importancia de la unidad de la pieza es fundamental para el entendimiento de la obra que está dada por la materialidad que está exhaustivamente explorada para lograr esta libertad formal necesaria para el proyecto.
La importancia radica tanto en las formas y su materialidad que el ornamento es dejado de lado, su producción se caracteriza por las referencias formales expresadas en su diseño, por muy compleja que sea la obra siempre mantiene la frescura de la primera concepción en el edificio acabado.


Bauhaus
Escuela de la Bauhaus,1926 Alemania – Walter Gropius


Este edificio presenta connotaciones urbanísticas en cuanto a su emplazamiento generando la necesidad del recorrido y de múltiples puntos de vista para su comprensión. Limitado por una calle de un lado, parte del edificio se despliega sobre otra, un claro esfuerzo de incorporación de la cuarta dimensión. Un notable carácter funcionalista se observa en esta obra ya que presenta volúmenes independientes para las diferentes funciones impuestas por un complejo programa. Estos volúmenes responden tan fielmente a la función que además de la diferencia en tamaño entre ellos cada uno, presentan diferentes aventamamientos dependiendo exclusivamente de la función que albergan.
Por esto la expresión en este caso no pasa por los materiales sino pos la conformación de sus volúmenes. Estos volúmenes están ayudados por los elementos de arquitectura que se vuelven fundamentales ya que el reconocimiento de su función interna se logra tras un análisis lógico de la obra, por lo menos se distingue claramente lo público de lo privado.
En cuanto al análisis de mi trabajo, la función se manifiesta claramente, los materiales utilizados los muestra en algunas partes, pero en la generalidad del edificio sí. No presenta ninguna característica ornamental.


Movimiento Moderno
Villa Savoye,1929 Francia – Le Corbusier


La relación que presenta esta obra con la pintura, la coexistencia de formas libres y geométricas, presenta una arquitectura de recorridos con una relación con el entorno absolutamente diferente a lo antes visto. La manera en que se posa sobre la naturaleza, casi sin tocarla dejando que fluya por debajo del edificio, busca un contraste de tal manera que pareciera que el edificio la dominara, ya que según Le Corbusier los volúmenes abstractos son la manera que tiene el hombre de interpretar la naturaleza, o de alguna manera dominarla. No se trata de expresar nada más que la función, ya que existen espacios que en la fachada no se evidencian, como la terraza. Por lo que el segundo parámetro de análisis en cuanto a la función no se verifica.
Esta obra es un paradigma de la arquitectura ya que por su avance tecnológico logró conquistar una serie de premisas permitiéndole a Le Corbusier una independencia absoluta de los elementos constructivos, es así como se logra esta fachada absolutamente libre con respecto a la estructura, lo que le permite hacer esta ventana corrida nunca antes lograda. Este concepto se refuerza aún más por el volumen que está elevado y sostenido por los pilotis extremadamente esbeltos, lo que nos da una imagen de liviandad absoluta.
Aunque las fachadas parecen todas iguales en un primer vistazo, nos daremos cuenta que no es tan así después de un examen un poco más riguroso. Por esta razón aparece un elemento plástico sobre el solarium de manera asimétrica de manera que en cada fachada aparece en posiciones distintas, lo que nos ayuda a un reconocimiento rápido de los lados.
En cuanto a expresar la realidad constructiva, este parámetro tampoco se verifica. Además no presenta ningún carácter ornamental.


Movimiento Moderno
Pabellón de Barcelona, 1929 España - Mies


Sobre un basamento de mármol travertino que contenía en una esquina un estanque de agua rectangular, que tenía entre otras la función de reflejar las restantes paredes del edificio y de dar un espesor al basamento, un muro exento con un banco adosado, relacionando los planos del techo de las zonas cubiertas del pabellón, ocho soportes metálicos cromados de sección cruciforme, que soportaban el forjado de hormigón, unos paneles de cristal y acero relacionaban el otro estanque que contenía una escultura, colocada en el lado más corto de la construcción y contenida por una especies de patio rodeado por tres de los muros revestidos en ónice. Con este tipo de descripción podemos intuir lo cerca que está de los principios neoplásticos, sin embargo la gran diferencia radica en que la descomposición del cubo es un tanto diferente a lo que hacían los neoplasticistas ya que no se ven los clásicos salientes y entrantes, además el movimiento holandés se valía del color para caracterizar los espacios, y como vemos en la obra de Mies los paneles tienen los colores propios de los materiales, el brillo del metal cromado y el grano del mármol. De cierta manera podemos decir que encontramos referencias de Loos en lo que respecta a la ornamentación. En este caso la alteración de los materiales alteraría el concepto absoluto de la obra. Además de que el poder expresivo de la obra radica en los elementos que la componen ya que nada es adherido, por lo que el parámetro de análisis acerca de los materiales se verifica, es en este sentido una obra expresiva. La función se manifiesta en la fachada, por lo que posee carácter expresivo, y no presenta caracteres ornamentales.


Art Deco
Crysler building, 1930 EEUU – W Van Alen


Morfológicamente el edificio responde a la antigua ordenanza de New York en donde se obligaba a retirarse de la línea municipal a medida que se crecía en altura para asegurar la iluminación natural en las plantas bajas. Uno de los fundamentales aspectos fue comprender a los edificios como propia propaganda de su empresa, con lo cual se transformarían en hitos mundiales.
Para este propósito se valieron del uso de diferentes materiales no solo en las fachadas sino también en el interior. Esta búsqueda de contrastes entre materiales muy brillantes, por razones de apariencia lujosa, junto a otros opacos se complementaba con la verticalidad que estos edificios presentaban queriendo demostrar cierta monumentalidad en los mismos. Es en este momento cuando se descubre la luz de neón y su aplicación en este tipo de edificios se ve sobre todo en los interiores donde los diferentes tonos por medio de la iluminación indirecta crea este ambiente tan característico reforzado también por los materiales brillantes. Estos edificios se conocieron mundialmente por ser los más altos en su época, con lo que el uso de este tipo de materiales refuerza esta actitud de propaganda. Por esta razón los remates de los edificios se vuelven tan importantes como por ejemplo el del Empire State es donde el remate es un amarradero de dirigibles.
Estilo que adoptó Hollywood por su carácter escenográfico. En cuanto a la expresión del material, en el desarrollo no se muestra, sí en sus detalles el juego de la metalistería es lo que le confiere expresión a la obra. La función no se manifiesta, en rasgos generales, el tratamiento del cerramiento es distinto en las plantas bajas y en los remates. Posee rasgos ornamentales propios del movimiento.


Brutalismo
Pabellón de Marsella – 1945 Francia – Le Corbusier


De cierta manera la búsqueda de una mejora expresiva en la arquitectura racionalista, debido a la desilusión de la realidad industrial se vuelca mirada hacia una arquitectura vernácula, en donde los medios de producción de cierta manera involucionan dejando la técnica un poco de lado pero no olvidada. Es un cambio hacia lo abierto, lo vernáculo, la expresividad de formas orgánicas y escultóricas, la textura de los mismos materiales y las formas tradicionales. De esta manera las obras eran construidas, en algunos casos, de manera artesanal en donde los obreros estaban equipados solamente con escalas, martillos y clavos, sin presencia de elementos artificiales además del vidrio.
Esta unidad habitacional estaba concebida con una serie de servicios que la hacían relativamente autónoma, consistía en un mecanismo de agregación de células residenciales reveladas a través de sus balcones todos de hormigón, haciendo las veces de pantalla de sol (brise-soleil), en busca de una nueva solución para el tema de vivienda. Su semejanza con los falansterios en el siglo XIX por su tamaño y por su aislamiento con el entorno inmediato. Es esta estructura de los Brise soleil la que le otorga el carácter expresivo en cuanto a los materiales, y conforma el Brutalismo, queda expuesto. También se verifica el parámetro de la función puesto que hay una diferenciación de funciones muy marcada. No posee ornamentación


Neobrutalismo
Banco de Londres, 1960 Argentina – C. Testa


Esta obra de C. Testa es neobrutalista no solamente porque se encuentra desfasada en el tiempo con respecto a las obras de Le Corbusier, sin embargo presenta todas las características y aún más. Lo interesante que Testa logra en esta obra, además de la fluidez espacial, es la expresión absolutamente nueva de los muros exteriores, produciendo una fascinante doble piel que envuelve todo el edificio. Esta concepción tanto del espacio como de la cascara exterior se debe en gran parte porque Testa es un artista y se ve fuertemente influenciado por la escultura y pintura. Esta doble piel hace que desde dentro del edificio aparezcan como telón de fondo los edificios de la cuadra de enfrente. Aprovechándose de que los edificios de alrededor son construcciones de estilo clásico ecléctico se crea un contraste muy interesante.
Así mismo desde afuera es esta gran estructura la que se impone ante nosotros haciendo de caja protectora agujereada que nos permite sospechar de la fluidez espacial con la que este edificio cuenta. Por lo que podemos suponer los materiales son cruciales para el entendimiento expresivo de esta obra ya que la idea de dejar el hormigón en bruto y que se lean las líneas de los listones de madera usada en el encofrado nos hablan de una arquitectura con un carácter escultórico y por esto podemos afirmar que se trata de un edificio expresivo. En cuanto a la manifestación de la función este parámetro no se verifica, la superestructura de hormigón está tratada toda de la misma manera. No posee ornamentación.


Formalismo
TWA, 1956 EEUU - Sarinem


En busca de un nuevo repertorio formal Saarinen logra nuevas formas estructurales y de cubrición utilizando en especial el hormigón armado, recurriendo a referencias organicistas y simbólicas como la que usa en esta terminal que asemeja una gran ave. De esta manera las cuestiones estéticas pasa por estos elementos que son contenedores de un espacio altamente cualificado explorando los recursos expresivos de la arquitectura. La utilización del mismo material en elementos distintos hace que esta obra parezca no tener partes sino un único elemento multifuncional. Aparece una marcada idea de movimiento dada por una acentuación en las líneas que tienden hacia arriba y por la forma de los pilares de apoyo dando además la sensación de ingravidez. Se trata de una arquitectura expresiva en cuanto a la manifestación del material, la función no se evidencia, puesto que es la voluntad formal lo que rige en esta obra. No presenta carácter ornamental.


Hightech
Centro pompidou, 1971 Francia – Renzo Piano


En el programa se pedía una nueva propuesta de edificio capaz de albergar las complejas funciones relacionadas con la cultura y el ocio. Se trata de una megaestructura a la cual se le iban añadiendo diversos módulos. La simplicidad volumétrica va acompañada por el gesto de darle a la escalera mecánica que aparece en la fachada el protagonismo de la obra para demostrar los alardes de la tecnología. La expresión es lograda por los elementos técnicos que entorpecen la idea de planta libre por lo que se tomó la decisión de pasarlos por fuera convirtiéndose en elementos de lenguaje y expresión. En cuanto al análisis planteado en mi trabajo, los materiales quedan manifestados por lo que le confiere al edificio una expresión característica. La función se demuestra en cuanto a que todas las instalaciones quedan a la vista, así también las circulaciones. No posee rasgos ornamentales.


Conclusión

Durante este pequeño estudio he intentado mostrar la importancia de la materialidad en cuanto a mostrar la verdad constructiva, la manifestación de la función en la fachada y la ornamentación como conformadora de la expresión.
Como conclusión podría decir que la expresión resulta de la combinación de distintos elementos, otorgando a la obra un carácter expresivo.
Según los parámetros analizados en el Art Noveau es donde se verifican los tres ítems, se trata a mi forma de concebir el trabajo de la arquitectura más expresiva de la historia. En cambio en Villa Savoya, los parámetros son refutados, no se trata de una arquitectura no expresiva sino que la expresión en este caso pasa por otros elementos.
Haciendo un recorrido por la historia de la arquitectura he llegado a comprender muchos de los aspectos que hoy mismo se debaten en los foros internacionales y que parecen tan contemporáneos. La diversidad de tendencias y opiniones que se dan en este momento aumentan el marco de acción de los arquitectos, exigiéndoles un conocimiento cada vez más específico sobre temas en los cuales la arquitectura ha llegado que hasta hoy eran insospechados. A medida que nuestra sociedad avanza se va poniendo cada vez más insensible con respecto a los acontecimientos cotidianos, es por eso que la gente va en busca de experiencias cada vez más intensas, a raíz de lo cual la respuesta de muchos diseñadores frente a este creciente problema es la utilización de un ornamento excesivo además de su elevado costo.
Además aparecen tendencias o modas basadas en el trabajo de un solo arquitecto, privilegiando la individualidad ya que hoy los diseñadores son capaces de enfrentarse a casi todas las necesidades del hombre dando respuesta simultáneamente a programas simples como una vivienda hasta grandes complejos comerciales donde está absolutamente todo incluido, pasando por la complejidad de los hospitales o laboratorios. Esto hace también que los arquitectos sean reconocidos por una línea de trabajo imprimiéndoles un sello particularmente reconocible por todos, por lo que no nos referimos a movimientos o tendencias sino a nombres específicos de arquitectos dentro de la variedad actual.
En lo que respecta a mi propia producción puedo llegar a entender este tema de la expresión a través de los materiales de una manera ciertamente conveniente, Sin embargo creo que la importancia radica en la búsqueda de la esencia del problema para poder realizar una interpretación personal. Esto me lleva a la realización de espacios complejos a los que le sigue un gran estudio de la expresión de esa esencia. Para lo cual, si bien de cierta manera en la misma concepción del espacio aparecen materiales necesarios para lograr completamente lo deseado, no aparecen del todo de manera instantánea y es en este momento cuando realizo un máximo esfuerzo por tratar de entender las cualidades de los mismos, para lograr la calidad buscada.
En mi búsqueda expresiva aparece la esencia de cada material dándole una connotación especial a la estructura como elemento embellecedor del espacio. De esta manera la realidad espacial no dependerá nunca de adicionales ya que serán los mismos materiales los encargados la expresividad total. La elección de que la estructura no sea ocultada y sea partícipe contribuyendo así a la riqueza espacial, nace de la necesidad de incursionar sobre el tema hasta ver cual es el límite de las posibilidades dependiendo del programa. La caracterización de los lugares entre los volúmenes requiere un conocimiento cabal de las posibilidades expresivas de los materiales. Mi interés por lo tanto se basa en el descubrir nuevas cualidades espaciales capaces de contener al hombre ofreciéndole elementos que incrementen su vivencia espacial.


Bibliografía

El lenguaje de la arquitectura moderna. Hector Tomas. 1998.
Historia de la arquitectura moderna. Benévolo. Taurus, Madrid, 1963.
El lenguaje clásico de la arquitectura. John Summerson. Ed. GG 1996 (Lo clásico en lo moderno) Frank Lloyd Wright. Bruce Pfeiffer. Ed. GG. 1997
Historia de la Arquitectura Contemporánea. R.De Fusco. Celeste Ediciones. 1993
Historia de la Arquitectura. Belucci - Ed.Claridad. 1989
Historia de la Arquitectura Argentina. Glusberg. Ed Claridad. 1991


 





 

 

Buscar en Arquba

 

 
 
Foro de Arquba:

ENTRAR AL FORO

 
 
Sitios recomendados: