Cursos Gratis Bloques de AutocadDetalles ConstructivosMonografías Diccionario Software Videos Finales Apuntes de Arquitectura Manuales Gratis
 

Escaleras


 



DESCARGA ESTA MONOGRAFÍA EN TU PC
Esta monografía en formato html para que puedas guardarla en tu pc e imprimirla.


Vínculo Patrocinado




Aquí te dejamos la descarga gratuita
Nota: para poder abrir archivos html solo necesitas tener instalado internet explorer u otro navegador web.




Villa Mairea – Tienda Prada


Villa Mairea

Esta obra creada por el celebre arquitecto Alvar Aalto, considerado como uno de los arquitectos mas significativos durante el movimiento moderno, es una de sus obras mas emblemáticas e incluida como unas de las casas unifamiliares mas populares en la actualidad.
Alvar Aalto, nacido en Finlandia (1898 – 1976) Estudió arquitectura en la Escuela Politécnica de Helsinki. En 1923, después de haber trabajado en varios estudios de distintos países europeos, creó su propio despacho en Jyväskylä, en el que desde 1925 trabajaría con su mujer, Aino Marsio. En 1933 instaló su estudio en Helsinki.
A partir de 1927, fecha en que su obra obtuvo el reconocimiento internacional, presentó más de doscientos proyectos, tanto urbanísticos como arquitectónicos y de diseño, de los que realizó aproximadamente la mitad. Entre ellos sobresalen el Ayuntamiento de la isla de Saynatsalo y los museos de Alborg y Bagdad.
A lo largo de su carrera, Aalto fue siempre presentado internacionalmente como el “humanizador” y “naturalizador” de una arquitectura moderna fría y excesivamente racional, y las consecuencias radicales de su enfoque pictórico de las formas arquitectónicas sin embargo pasaron en gran parte inadvertidas. Aalto pintó durante toda su vida viendo esto como un útil “ejercicio estético” y aprendió más que ningún otro arquitecto de las técnicas de collage inventadas por Braque y Picasso en 1912.
Estás técnicas, escondidas en todo su trabajo de Paimio en adelante, se convirtieron en dominantes en el diseño de Villa Mairea (1937-40), encargada por los ricos industriales Harry y Maire Gullichsen. Buen pudo haber sido el estímulo recibido de Maire lo que dirigió a Aalto en esta dirección.
Ella había estudiado pintura en el Paris de los años 20 y poseía una de las mayores colecciones privadas de arte moderno de Finlandia. La técnica del collage hizo posible que Aalto pudiera satisfacer brillantemente el deseo de sus clientes de una casa que fuera moderna e inconfundiblemente finlandesa.
El resultado fue una composición asombrosa y sin precedentes en la cual columnas de líneas elegantes chocan con la presencia de toscas escaleras de piedra, donde techados de hierba descansan en vigas de hormigón, troncos desnudos flotan sobre esbeltos postes de acero y tejas arregladas de manera paralela se alzan detrás de un revestimiento de teca. En arquitectura nunca se había visto algo parecido y en manos inexpertas podía haber caído en un eclecticismo superficial. Como en un collage pictórico, cada elemento genera asociaciones del mundo real en la atmósfera de trabajo y la casa evoca recuerdos de granjas finlandesas, de iglesias medievales, arquitectura funcionalista, Hollywood (la sauna tiene una piscina en forma de alubia, simpáticamente californiana) y del periodo Edo japonés. Los acabados naturales que desde los años 50 se ven como prototipo de lo escandinavo fueron recibidos en Finlandia en los años 30 como algo inequívocamente japonés.
La casa esta situada en un bosque de pinos en la cima de unas de las laderas de parte occidental de Finlandia, concretamente en Noormakku. En este paraje, de un verde uniforme, reina una gran calma. A trabes de los árboles se abre un claro sobre el rió y un aserradero permanece como vestigio de la primitiva industria de este país nórdico.
La planta en forma de herradura de caballo, se abre hacia el bosque, que esta en un segundo plano. Esta establece un dialogo entre la modernidad y la tradición, la naturaleza y la racionalidad, basada en la elección de materiales y la elección de las formas, como por ejemplo, blancos bloques de hormigón cuadrados combinados con planos ondulados formados por listones de madera de teca.
Villa Mairea, se distribuye en dos plantas. La primera planta destaca la oposición entre la sala de estar, amplia y con una calida chimenea, y la sauna, rodeada por la piscina y un porche exterior.
La biblioteca, la cocina, el comedor y las habitaciones para el servicio complementan esta planta, junto con una escalera rodeada por fustes de pino rojo y que da acceso a la segunda planta, que da acceso a las habitaciones de los dueños y huéspedes y la zona, por tanto, mas intima de la construcción.


PLANTA BAJA PLANTA ALTA

Los detalles en los materiales están muy estudiados, como demuestra la graduación de pavimento exterior a interior pasando de piedra a barro, a cerámica y finalmente a madera.
Los pilares dobles y triples, imitando la arboleda del bosque circundante, que ejerce de paramento ante la permeabilidad visual de las amplias cristaleras, están revestidos de cuero y cuerda, o son de acero tubular o madera.
También de madera se revisten los techos y los cerramientos exteriores, armonizando así con el paisaje, además de permitiendo que la vegetación se “filtre” en la composición de las fachadas. Un detalle curioso a modo de información, es que con la madera que hay en los bosques de Finlandia, construyendo un tubo de 1 m2 de sección, se darían 45 vueltas a la Tierra.
También muestran en esta obra su nobleza materiales como el cristal, el cuero y la cerámica, siendo la estructura de hormigón armado, aportando su geometría y racionalidad a esta lujosa vivienda que sabe combinar la modernidad cosmopolita y universal con las raíces de la construcción finlandesa.
Villa Mairea es la tradición clásica y mediterránea, donde se encuentra un método corbusieriano: el que descubrió que los pisos de una casa pueden ser absolutamente independientes y producirse por estratos.
En conclusión, Vila Mairea es un lugar de dialogo a diversos niveles entre dos categorías: lo emocional y lo racional.
La emoción esta presente en los arcos, los materiales naturales, los colores y las texturas, mientras que los volúmenes geométricos blancos representan la racionalidad. Es un juego entre la intuición que funciona a nivel de la emoción y la inteligencia que analiza.


Escalera De Villa Mairea

Es considerablemente destacable este elemento, al hacer el análisis interior de la casa. Aalto, adoraba la naturaleza y una de sus propuestas mas llevadas a cabo en este proyecto fue la de proyectar elementos y materiales de esta dentro de la arquitectura, con la intención de armonizar el entorno, innovar y encajar perfectamente los distintos elementos con el paisaje en el que esta emplazada Villa Mairea.
Los pinos que rodean Villa Mairea, son la base fundamental de Aalto a la hora de diseñar y decidir los materiales de la escalera. Esta, se trata de una escalera de dos tramos dividida en su tronco por una meseta rodeada por una serie de listones de pino trabajado formando lo que seria la caja. Aparte de llamar la atención por no ser una escalera típica, rodeada o anclada sobre paredes de hormigón, la escalera de Villa Mairea tiene su inspiración en los bosques de pino finlandeses. Desde un punto de vista externo a la casa, la visión resulta ser toda una multitud de troncos que tanto enseñan la casa a trabes de sus huecos como nos quita la visión. El arquitecto ha querido llevar esa parte de la naturaleza a la arquitectura y concretamente a la escalera.
En cuanto a elementos constructivos o técnicos de la escalera, esta posee tres zancas o tres puntos de apoyo, uno central y los otros dos a cada uno de los extremos. Toda ella a su vez que esta rodeada por estos listones de pino, mencionados antes, va rodeada de una barandilla que recorre desde el principio hasta el final de la escalera y termina en curva, lo cual aporta un rasgo decorativo.
En cuanto a los peldaños, en el primer tramo hay 11 y en el segundo 10. El motivo de esto, es que la escalera comienza con un enorme escalón de forma irregular y con una huella bastante extensa antedece a lo que va a ser la escalera en realidad. Los demás peldaños, son todos regulares y con la misma medida. Un detalle de estos, es la inclinación de la contrahuella, la cual va en perpendicular a la zanca.
En cuanto a los materiales, todos los escalones están hechos a base de madera de pino, forman un ángulo de 90º respecto la zanca y en cuanto a formas adoptan formas de cartabón.


Tienda De Prada (Nueva York)

En los últimos años 90, como parte de su estrategia para proteger la imagen de marca de fábrica, Prada, la casa internacional con base en Milan, Italia, comenzó a repensar el formato tradicional del diseño de sus tiendas. La estrategia, desarrollada más adelante con los arquitectos elegidos, vino incluir la idea que algunos almacenes de Prada deben romper lejos del modelo tradicional para convertirse en auténticos epicentros.
Estos almacenes nuevos, situados en algunos de los distritos que mas se ajustan a las compras del mundo, debían de tener un diseño dinámico, excitante y acompañado con las nuevas tecnología del mercado, todo para realzar y para apoyar las compras y la experiencia del servicio de cliente.
Prada eligió Nueva York, Los Ángeles, San Francisco, y Tokio como sus nuevas localizaciones. REM Koolhaas (Rótterdam, Países Bajos) se dedico a los la arquitectura de los almacenes de EE.UU. y Herzog & Meuron (Basilea, Suiza) para diseñar el almacén de Tokio. Para Koolhaas, era el ejercicio ideal para llevar a cabo su teoría acerca de las compras en un ambiente urbano y contemporaneo.
Antes de dedicarse a proyectar edificios, Koolhaas, nacido en Rotterdam en 1944, trabajó como guionista de cine y ejerció de periodista. Aunque en España es menos popular que Foster, Richard Meier, Alvaro Siza o Philip Johnson, reconocidos también con el Pritzker, el máximo galardón para los arquitectos, Koolhaas es una figura fundamental para entender el desarrollo de la arquitectura contemporánea. Antes de esbozar sobre el tablero de dibujo su primer proyecto, Rem Koolhaas, que estudió en la Architectual of Association de Londres, se dedicó a impartir teoría. Su libro La delirante Nueva York lo situó en la línea de salida para una carrera que dura ya dos décadas. En 1975, después de analizar el impacto de la cultura metropolitana sobre la arquitectura fundó, junto a Elia y Zoe Zenghelis y Madelon Vriesendorp, la Office for Metropolitan Architecture (OMA), cuyos objetivos son la definición de nuevos tipos de relaciones, tanto teóricas como prácticas, entre la arquitectura y la situación cultural contemporánea. La arquitectura que realiza Koolhaas es, quizá, más difícil de identificar que la que practican muchos de sus colegas contemporáneos. El holandés, al que le interesan sobre todo los proyectos a gran escala, siempre ha defendido la libertad de modelos. Su arquitectura es una arquitectura de lo esencial; ideas a las que se da una forma constructiva. Es un profesional que se siente manifiestamente a gusto con el futuro y en estrecha comunicación con su ritmo acelerado y sus cambiantes configuraciones. En sus proyectos se deja sentir la intensidad de un pensamiento que da cuerpo al armazón que termina por ser una casa, un centro de congresos, el proyecto de un campus o un libro. El Netherlands Dance Theater, en La Haya, fue uno de los primeros proyectos que Rem Koolhaas consiguió materializar. A partir de ahí le llovieron los encargos.
Prada decidió emplazar su nueva tienda de New York en el barrio de SoHo, su nombre viene debido a que el almacén esta emplazado en “South of Houston Street”.Está dominado por edificios construidos, a mediados del siglo XIX, con hierro fundido y que son conocidos como Cast Iron Building. Atraídos por estos edificios con grandes ventanales y abundante iluminación, este barrio fue ocupado por multitud de artistas, convirtiéndose este área en sinónimo de arte contemporáneo. En la actualidad, es uno de los distritos con más ambiente de New York, gracias en parte a que los artistas lo “levantaron” en los años 60, tras trasladarse allí desde el barrio bohemio de entonces, Greenwich Village, donde los alquileres se pusieron por las nubes.
La fachada original de hierro fundido fue conservado mientras que el interior del almacén, con 23.000 metros cuadrados, fue vuelto a trabajar totalmente.
El requisito de la tecnología de Prada era apoyar y realzar las nuevas compras del siglo XXI. Los probadores, por ejemplo, se entran a través de puertas con el cristal de Privalite que transforma de transparente a opaco a través de un interruptor. Una vez dentro, la iluminación es controlada por el cliente.
A través de una serie de espejos, que realmente son una serie de cámaras fotográficas y unas pantallas de plasma, los clientes eligen de que posición verse ante el probador de modo que puedan verse de frente, posteriormente y de lado.
También en el mismo probador, los compradores pueden explorar los códigos de los distintos producto para obtener información.
Una de las características más originales del almacén es una serie de jaulas de aluminio suspendidas sobre el techo, imitando la vista al revés de una ciudad colgante toda ella atada con alambre. Un detalle importante de esta “ciudad” flotante es la movilidad a través de un sistema láser, creando una autentica exhibición sobre los compradores.
La tienda de Prada, trata de experimentar con el cliente. No solamente se trata de un espacio al por menor, se trata también de un espacio público que puede proporcionar información y programación cultural. Sobretodo, se diseña para ser flexible, permitiendo el cambio en la configuración del almacén en sí mismo, sus superficies, su función, y el contenido en las exhibiciones. Un elemento fundamental de esto, es la escalera, la cual cumple dos funciones totalmente distintas y adecuadas a cada una de las funciones que Prada ofrece. Esta, ofrece varias posibilidades, una como mostrador de todo tipo de complementos que ofrece la misma marca y otra posibilidad es como asiento a los compradores o visitantes a la hora de eventos sociales y culturales.
En frente de la escalera, una onda de madera ocupa toda la zona cultural, en la cual una televisión de plasma se esconde en su interior y se saca según los distintos acontecimientos a través de un exquisito y trabajado sistema de despliegue.
La planta es dominada por un elevador enorme de forma circular de cristal, que contiene una selección de bolsos para la venta al público, a través del cual se puede hacer las mismas compras. Como estos, los detalles son innumerables en Prada, detalle que están hechos por y para facilitar las compras al cliente e introducirlo en un mundo nuevo, un mundo que Koolhaas tenia muy pensado a la hora de proyectar Prada.


Escalera De Prada

En cuanto a la escalera de Prada, se trata de una enorme escalera en donde la huella y la tabica están totalmente exageradas. No son unas escaleras hechas precisamente para ser cómodas para subir o tener acceso a un nivel superior sino que están pensadas para que cumplan dos funciones fundamentales. Una de estas funciones es la de mostrador. Los distintos detalles, ropa o complementos de la propia firma son expuestos sobre los escalones. La otra función es la cultural, en donde estos escalones ocupan la función de asiento a los distintos eventos que organiza la propia tienda, llegando a tener una capacidad de 200 personas.
Se trata de una escalera de losas, en donde los peldaños están incorporados a esa losa. Estos peldaños están revestidos en madera y sujetos a esta madera a través de cola o pegamento.
En la parte izquierda de esta escalera, unos elementos de hormigón se han añadido sobre la enorme huella, de forma que se ha creado otra escalera de subida a la planta superior. De forma que el acceso y la subida se hace mucho más cómoda al comprador.
Dentro de Prada, pero de menor relevancia, y enfrente de la escalera principal y en la parte derecha de la onda, existe otra escalera, que da acceso a la zona inferior en donde se encuentra la gran escalera y lo que es la zona cultural o de compras.


Conclusión

Respecto a las dos escaleras en conjunto, he de decir que son dos piezas arquitectónicas totalmente únicas y originales y totalmente adelantadas a los tiempos en los que fueron construidas.
Ambos arquitectos se adelantaron a sus respectivas épocas, aunque con distintas intenciones. Aalto intento trasladar la naturaleza a la propia arquitectura, imitando a través de formas y materiales a esta, hecho que posteriormente fue bastante copiado. En cambio, Koolhaas, adapta a un espacio arquitectónico toda una serie de elementos tecnológicos ofreciendo una nueva forma de ver las compras. Fueron, en aspectos distintos, innovadores de la época, atribuyendo a la arquitectura nuevas formas de ver el espacio o simplemente de organizarlo.
Con esto querían demostrar, en mi opinión, que la arquitectura no solo se trata de diseñar un espacio, sino de adaptarlo al cliente y a sus gustos bajo el punto estético de cada arquitecto.


 





 

 

Buscar en Arquba

 

 
 
Foro de Arquba:

ENTRAR AL FORO

 
 
Sitios recomendados: