Cursos Gratis Bloques de AutocadDetalles ConstructivosMonografías Diccionario Software Videos Finales Apuntes de Arquitectura Manuales Gratis
 

El Art Nouveau


 



DESCARGA ESTA MONOGRAFÍA EN TU PC
Esta monografía en formato html para que puedas guardarla en tu pc e imprimirla.


Vínculo Patrocinado




Aquí te dejamos la descarga gratuita
Nota: para poder abrir archivos html solo necesitas tener instalado internet explorer u otro navegador web.




Introducción

Este estilo constituyó un inicio fundamental de la realidad arquitectónica moderna, así como una especie de unidad básica que transmitió la gran herencia cultural del siglo XIX al siguiente.
El origen del Art Nouveau se encuentra en el Gothic Revival, el movimiento Arts and Crafts, la construcción del hierro, la moda de los objetos orientales, el gusto ligado a las nuevas técnicas particulares como la de la curvatura de la madera. Todos estos componentes aportaron una contribución al nacimiento de un nuevo lenguajes. Pero no fue solo un estilo arquitectónico. Abarcó todas las costumbres de la época, es la conclusión de una larga evolución de problemas culturales y de variaciones de gusto.


Sus principales características

A pesar de la diversidad de interpretación, el Art Nouveau fue un estilo internacional. El nuevo estilo mostraba connotaciones progresistas, alegría por vivir, el gusto por gastar y consumir. Fue el estilo de los barrios burgueses, de los grandes almacenes, de los ferrocarriles, de las casas de pueblo.
Otra característica del estilo es la completa liberación de las formas del pasado. Luego de los grandes avances tecnológicos del siglo, el desarrollo de la industria, la ciudad moderna, con nuevos ideas urbanísticas y tipologías estructurales, todavía faltaba el nuevo estilo, un nuevo lenguaje. La liberación de las formas tradicionales se apoyó en el uso de nuevas tecnologías, y en el uso de éstas para materializar los nuevos gustos.
La tercera característica del estilo es la unificación de las artes puras y aplicadas. La unión entre la industria y el artesano.
Desde el punto de vista morfológico, las características son: acentuación lineal, el uso del hierro y su aplicación más variada, la tendencia de usar muchos materiales en un mismo edificio, la piedra, el ladrillo, la cerámica, el vidrio, la madera, la variedad de colores, la búsqueda de agrupar más sectores productivos. La relación con la naturaleza es tan importante que su organicidad inspira la propia conformación arquitectónica.


Einfunhlung y abstracción

En el Art Nouveau existen dos corrientes morfológicas, una caracterizada por las formas cóncavo convexas (Horta, Van del Velde, Gaudí), y otra apoyada en un rigor geométrico (Wagner, Mackintosh, Wright). Estas dos corrientes están definidas. La orgánica del Einfunhlung, y la geométrica de la abstracción. Sin embargo estas también fueron intercambiables. Hay obras que perteneciendo a la línea orgánica, presentaban un significado geométrico, racional, funcionalista, y obras que, dentro de la abstracción geométrica, tuvieron un significado orgánico.


Las variantes del Art Nouveau

El Art Nouveau nace en Bélgica, en los años ’90, dentro de un clima propicio, gracias al avance de la industria, los recursos naturales y un clima progresista. En este ambiente surgen dos artistas, Víctor Horta y Henry Van del Velde. El primero, al que se le debe la invención del Art Nouveau, ocupa uno de los puestos más importantes dentro de la arquitectura contemporánea. Su obra cumbre es la sede del partido socialista belga de Bruselas.
Van del Velde aparece como un artista dispuesto a difundir el estilo, interesado en los problemas teóricos. Contribuye al conocimiento del Art Nouveau en Francia y Alemania, donde realizara la mayor parte de sus trabajos profesionales.
El estilo en Bélgica tiene todas las cualidades de la cultura arquitectónica europea de finales de siglo: liberación respecto del eclecticismo historicista, la propuesta de un nuevo lenguaje, las nuevas exigencias sociales. Es el paradigma del propio estilo, respecto al cual las otras producciones han de entenderse como variaciones.
En Escocia se encuentra otro centro del este estilo, y otra variante, en la obra de Charles Mackintosh, que proporciona una versión de Art Nouveau sensiblemente diferente a la belga. Esta consiste en una reducción progresiva a la geometría de las líneas, de las decoraciones, de la plástica menor. Mientras que las decoraciones pictóricas murales, los objetos pequeños, están formados por un linealismo, a medida que pasa de estos a la arquitectura prevalece el gusto por los planos, los volúmenes y la estructura geométrica. Podemos decir entonces que en el estilo de MacKintosh, el espacio interior de la arquitectura y los objetos que contiene pertenecen al dominio de la línea, del color, del juego de las tramas, mientras que su espacio exterior tiene el rigor volumétrico. Refleja con la volumetría la variedad de los interiores, mezcla de organicidad y abstracción.
Una tercera variación del Art Nouveau es la de Gaudí. En sus obras, dentro de la variación del estilo, que se llamó modernismo catalán, Gaudí muestra cierta historicidad, distinto que otros arquitectos, que pasaron del eclecticismo a otro estilo totalmente nuevo. Su aporte al Art Nouveau esta dado por su sentido de continuidad con la tradición, y facilitar el paso al nuevo estilo. En cuanto a la plástica menor de su arquitectura, se destaca la exuberancia del color, obtenido a menudo por fragmentos de cerámica.
Otro discurso distinto se lleva a cabo al mismo tiempo en Austria, donde el Art Nouveau se llamó estilo Secesión. Este marca un giro en la evolución de la arquitectura moderna, haciendo emerger los aspectos decorativos para operar después una simplificación que preludia el protorracionalismo. Otto Wagner publica un libro donde indica el propósito de vincular la arquitectura de una forma más real con las exigencias de la época. Luego cambia sus gustos por la arquitectura ecléctica por los nuevos gustos del estilo. Wagner proyecta estaciones, viaductos y oficinas de administración. Entre las obras mayores de Wagner están la Banca Postal de 1905 y la iglesia del hospital psiquiátrico de 1906, donde se pierde el límite del estilo Secesión y se anticipa el protorracionalismo.
Pero el arquitecto más importante de la Secesión es Joseph María Olbrich. Construye en 1898 la casa de la Secesión, un edificio para exposiciones de planta compacta y con una cúpula coronada por hojas doradas; algunas villas en los alrededores de Viena, en las que la sencillez de los volúmenes se compensan con la articulación de las cubiertas y la decoración pictórica y lineal de clara inspiración naturalista.
La versión austríaca del Art Nouveau atraviesa tres fases, la clasicista, la decorativa y la de la simplificación protorracionalista, que sobresalen respectivamente en la obra de Wagner, Olbrich y Hoffmann. Los estilos decorativos del estilo Secesión una vez separados de su contenido, se eclipsaron en un gusto esquemático y lineal, que lleva al protorracionalismo.
El Art Nouveau en Alemania, llamado Jugendstil, no se destaca en obras arquitectónicas, pera aparece en todas las artes aplicadas. Ante la falta de grandes talentos y a su retraso tecnológico y artístico, en Alemania se procuran cambios educacionales para revertir esta situación. Importa los estilos de los demás países, con obras de Ven del Velde y Olbrich.


Obras del Art Nouveau


La casa Tassel

El primer edificio que refleja el código- estilo del Art Nouveau fue esta vivienda unifamiliar construida en Bruselas por Víctor Horta en 1893. La estructura es de esqueleto metálico, totalmente visible en el interior, mientras que en la fachada se pone de manifiesto solo en la parte acristalada. La fachada principal repite como elemento dominante el bow-window de las casas contiguas. Sin embargo se diferencia por si desarrollo curvilíneo. En la fachada se presentan elementos poco comunes, como superficies onduladas y el curioso diseño de la balaustrada.
En el interior se manifiesta más claramente la nueva tendencia decorativa. Un nuevo sistema unitario liga los elementos estructurales con los visuales, principalmente en la escalera, que muestra su armazón metálico. De ella se desprenden molduras curvilíneas de hierro que forman las barandas y decoraciones. A estas decoraciones corresponden los diseños de las vidrieras y de los mosaicos del pavimento. Así, la articulación cóncavo- convexa del Art Nouveau esta presente en la escalera, en el espacio de ésta, y en los puntos serpenteantes del mosaico. Se considera la primera obra moderna libre de derivaciones historicistas. La primera construcción donde adquiere un significado expresivo la nueva técnica del uso del hierro.


La Maison du Peuple

El edificio Sociedad Cooperativa Obrera de Bruselas que construyó Víctor Horta debía satisfacer tres funciones principales: una política, una comercial y una recreativa. La forma del edificio estaba determinada por la forma del terreno. La entrada principal del edificio estaba en la esquina, al lado de la parte cóncava. A la entrada seguía el vestíbulo, y en el fondo la escalera, elemento de continuación visual de todas las plantas, que llegaban a cuatro.
El edificio disponía de una estructura metálica. Puede notarse en el edificio una simplificación de abajo hacia arriba.
En el edificio se destacan dos ambientes, la sala de café y el auditorio.
Debido a la afluencia de gente, el café tenía tres accesos, y gran flexibilidad.
Era una lugar de planta libre rodeado por vidrieras. Esto llevaba a cabo el ideal de máxima permeabilidad visual entre interior y exterior que alentará gran parte de las obras del Movimiento Moderna.
El auditorio ocupaba los últimos dos pisos del edificio. En este ambiente la percepción general estaba confiada en los elementos lineales, como las montantes, ménsulas, vigas y barandas, y no a las regulares paredes. Las paredes estaban subordinadas a la figura estructural de la sección transversal.
La línea y el plano se fundían en el techo. Este resultaba modelado en forma cóncavo convexa.
El desarrollo de la cubierta del auditorio parece volver a proponer en el interior el de la fachada principal.
La simetría general se obtiene por la existencia de tantas asimetrías parciales. A diferencia de los edificios construidos hasta el momento, en éste todos los ambientes internos se ponen en manifiesto. Todo debe ser claro y comunicativo, tanto en el interior, totalmente permeable a la luz y accesible a todos, como el exterior, que refleja todas las formas y funciones internas.


La escuela de arte de Glasgow

Otra obra paradigmática del estilo Art Nouveau, en su versión abstracto geométrica, es la escuela que construye Charles MacKintosh en 1898. El edificio presenta un esquema planimétrico muy lineal. A los lados del vestíbulo de entrada se agrupan tres y cuatro aulas. Esta asimetría denuncia una de las búsquedas de MacKintosh en su arquitectura. La fachada principal está definida por las grandes ventanas de las aulas, que se abren en un continuo paramento de piedra, cargadas de elementos plásticos. Siguiendo el gusto por lo plano, la coronación del edificio consiste en una gran cornisa de losas en voladizo. De esta sencillez geométrica sobresale el cuerpo macizo central, inspirado en la vieja arquitectura escocesa.


La casa de la Colina

Esta casa fue construida por Mackintosh en 1902. Esta conformada por una planta en “U” alrededor del jardín. Tiene tres pisos comunicados por una escalera caracol visible desde el exterior, mientras tiene otra escalera que abastece a los dos pisos principales. En el exterior, el alzado sigue la silueta de la cubierta, sobre el que se destaca un volumen de la sala de billar, y la chimenea y el bow-window, que están fundidos en una conformación plástica.
Las originales soluciones de esquina, que presentan uno de los primeros ejemplos de descomposición de la masa en una serie sucesiva de planos, anticipan la corriente neoplástica.
El exterior pertenece al dominio del rigor volumétrico, de los planos que se cortan, de la uniformidad colorística, su interior pertenece al dominio de la línea, del color, del juego de las tramas y de los ritmos. En esta casa se ve las robustas formas, acompañadas por delicados interiores, la síntesis de organicidad y abstracción de esta corriente de Art Nouveau.


La casa Milá

Una obra paradigmática de una tercera variante del Art Nouveau hay que referirse a la casa Milá de Gaudí. Construida en Barcelona entre 1905 y 1910, este edificio de viviendas tiene cinco pisos. Presenta en la planta dos grandes patios internos, tres cajas de escaleras, y dos recintos para iluminación de los locales de servicio. Tanto en la planta como en los alzados predominan las líneas cóncavo convexas. El autor tiene gran capacidad para normalizar cada uno de los ambientes conservando la sucesión de líneas ondulantes de la fachada. La variedad de la fachada y la volumetría compleja le es permitida por su genial uso de la técnica. La construcción se apoya en pilares de gruesos bloques de piedra caliza y en vigas de hierro. La cubierta del edificio es una prueba más de su inmensa imaginación y su excepcional habilidad técnica.
La casa se puede leer como una sucesión de planos y líneas. Gaudí decide terminar el muro de la fachada sin ningún tipo de coronación, prolongándolo por encima del plano de la terraza. Y culmina con las líneas ondulantes del desván. , que a su vez remata con una serie de torretas y chimeneas, de gran valor plástico, recubiertas con cerámicas.


La casa de la Secesión

Puede encontrarse una cuarta variante de Art Nouveau en esta obra de Joseph María Olbrich, construida en Viena en 1898. Tiene las características de la arquitectura austríaca: la inspiración clasicista, la axialidad perspectiva, la reducción decorativa.
El edificio presenta una planta compacta, casi en cruz griega, obtenida por cuatro rectángulos. El elemento principal del edificio es la cúpula dorada, que refleja los gustos pictóricos del autor. Los frisos, el basamento y las pilastras que sostienen la cúpula desarrollan un juego de volúmenes abstractos típicos de la corriente abstracto geométrica del Art Nouveau, conformando una fachada plástico monumental. Una vez definida la volumetría exterior, resalta la cubierta con sus lucernarios y el estudio de las paredes móviles.
La obra de Olbrich tiene la incertidumbre, de equilibrio entre Art Nouveau y protorracionalismo.


 





 

 

Buscar en Arquba

 

 
 
Foro de Arquba:

ENTRAR AL FORO

 
 
Sitios recomendados: